"Cristo, nuestra pascua, ha sido inmolado" (I Corintios 5:7).

Somos Propiedad de Jesucristo
 

LA PROSPERIDAD

 
Si analizamos nuestra vida diaria nos damos cuenta que el dinero no nos rinde, que los precios suben mucho, que los salarios son injustos o no hay una buena remuneración. Pero ¿Por qué vivimos así?
El cristiano no puede ni debe vivir así, la Prosperidad viene de la Providencia de Dios, no de amuletos ni ritos, ni tampoco de limpias.
Dios quiere que sus Hijos vivan felices. Si ustedes, que son malos, saben dar buenas cosas a sus hijos, con mayor razón Dios, su Padre que está en el cielo, dará buenas cosas a quienes se las pidan” (Mateo 7:11) Dios es el que enriquece al pobre.  “El Señor Jesús siendo rico se hizo pobre, para que nosotros seamos enriquecidos” (2 Corintios 8:8-9) la pobreza es maldición (Deuteronomio 28:48)
Muchas de nuestras familias no prosperamos porque tenemos puertas abiertas al demonio.
-          Somos muy avaros, envidiosos, fijados, no compartimos lo que tenemos, no ofrendamos a la Iglesia, no visitamos al pobre, tiramos comida o alimentos, nos quejamos de la alta de los precios, nos quejamos de los sueldos, declaramos pobreza.
Por ejemplo cuanta gente no dice: “No tengo dinero” “estoy muy salado” “nada me rinde” “soy pobre” “mira tu eres rico” “otra vez subió la leche” “que problemas con la globalización” “el gobierno nos mata de hambre” “con lo que me pagan no me alcanza para nada” etc.
Pero poca es la gente que dice: “Dios me va a dar lo que necesito y suplirá mis necesidades” (Filipenses 4:16) “Yahvé es mi proveedor” “Nada me falta con Dios” (Salmo 23) “Aunque suban los precios él me dará lo que necesito”, etc.
Cuando el cristiano se deje de quejar y empiece a orar verá la Gloria de Dios. Hoy más que nunca debemos dejar nuestra economía, nuestra familia, nuestro empleo en las manos de Dios y el hará. “El que cree en él no quedará defraudado” (Romanos 10:11)."Que ese libro de la Ley no se aparte nunca de tu boca, tenlo presente día y noche, para procurar hacer cuanto en él está escrito, y así prosperarás en todos tus caminos y tendrás buen éxito" (Josué 1:8; Deuteronomio 21:9)”Mi oración es que seas prosperado en todas las cosas y que tengas buena salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 1:2) La prosperidad no es un mito, ni es mágico, es una verdad que también Jesucristo alcanzó para nosotros en la cruz. Si crees esto, Dios está de tu lado.
Con esto no se trata de decir que el dinero es muy importante, al contrario cuanto más se ama al dinero menos prosperidad se tiene. “El que ama el dinero no quedará satisfecho con dinero, y el que ama las riquezas no tendrá beneficio. También esto es vanidad” (Eclesiástico 5:10) sino que nos invita a poner al servicio de los demás lo que Dios nos ha prestado en administración. Jesucristo nos ha dado el mayor ejemplo de Caridad y sobre todo de amor. También hay que trabajar y ahorrar para prosperar.

La base de la propseridad es el Diezmo Malaquías 3:10 te invita a hacerlo a a que veas la manos del Dios providente en tu vida.

" No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia" (Isaías 41:10)
VEN ESPÍRITU SANTO, BAUTIZANOS CON TU PODER Y CON TU FUEGO. Aleluya
'Sino resucitó Cristo, vacía es nuestra predicación, vacía es también vuestra fe' (1 Corintios 15:14)
PEDIDOS DE ORACIÓN:
rccmonclova@hotmail.com
Todo sea para darle Gloria al Señor Jesucristo.

ESPÍRITU SANTO LLENANOS DE TÍ
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
'Porque os transmití... lo que a mis vez recibí: que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras: que fue sepultado y que resucitó al tercer día, según las Escrituras; que se apareció a Cefas y luego a los Doce... ' (1 Corintios 15:3-5).